Imagen cortesía de: http://centrofox.org.mx/

En el año 2003 un profesor de escuela de negocios notó que las empresas no iban a poder seguir innovando con las puertas cerradas, este secretismo no tenía sentido, y las compañías se veían obligadas a entender que el conocimiento se encontraba distribuido en el mundo, y que no había ningún departamento en el mundo que fuera capaz de retener y atraer todo ese talento.

Para poder acelerar la innovación es necesario que colaboren con genios afuera, en especial con el caso de las compañías tecnológicas, este profesor creó un nuevo modelo de innovación que se llamó “Open innovation” (innovación abierta en español).

Este término se hizo bastante popular en América, cuando se busca la palabra “Open innovation” en Google en el año 2003, sólo se encontraban 200 resultados, mientras que en el 2010, se podían encontrar más de 13 millones de resultados, en este escenario y con una fórmula novedosa para la innovación descentralizada y muy participativa, se multiplicaron a gran escala lo que se denominan “Hackathons”.

 

Los jóvenes son el futuro de la programación

Estos son encuentros que realizan los programadores con la idea de resolver un reto un problema técnico que les presento una compañía en menos de 24 o 48 horas, su nombre se debe a la función de maratón y hacker.

No hay datos oficiales sobre cuántos de éstos se han realizado a nivel mundial, pero según cuenta una web que se especializan este tema, se ha celebrado por lo menos 3500 desde el año 2002. una de las misiones que tienen estos maratones, es la de atraer talento joven, tal como le pasó a Javier luna, de 19 años, que programó una calculadora a los ocho años y un superordenador a los 10 años, y según cuenta el IBM lo intentó contratar cuando tenía sólo 17 años o para que desarrollaran aplicaciones Android.

Dejar respuesta