imagen cortesía de: http://berepublic.es/

Los jóvenes hoy en día hicieron de la tecnología su forma de vida. Y esta lo envuelve como si fuera una burbuja, es mas ya dependen de ella para hacer cualquier cosa, parecen tener una dependencia por las redes sociales, tienen que leer correos electrónicos y chatear con amigos por internet todo el tiempo, se distraen de una forma completamente radical, y esto causa que se alejen de su vida cotidiana.

Por esto se perdió el enamoramiento del romanticismo porque los jóvenes ya no quieren gastar dinero y tiempo en chocolate, flores, es que las tarjetas y en cambio envían guiños de emóticones por el móvil, en pocas palabras el amor ya es virtual en veces sentimental.

Los jovenes se han vuelto perezosos

Aparte de eso, por culpa de la tecnología lo joven Jean investigó sus trabajos y tareas en los libros, sino que ingresan a Google y allí cosían toda la información que necesiten, y luego lo único que hacen es que copian esa información la pegan en un archivo de Word, como resultado los pobres son cada vez más perezosos les interesa menos en los conocimientos que deberían tener sobre los temas actuales.

La tecnología le quita la energía mental y tan sagazmente, desvían los pensamientos hacia situaciones que en realidad tienen muy poca importancia, cuando en realidad lo que deberían es estar razonando acerca de cosas más interesantes y aprendiendo conocimiento sobre cultura general.Influencia

Con esto no queremos decir que la tecnología sea mala al contrario, es muy buena, y ha realizado muchos avances en la ciencia, la medicina y en muchos ámbitos de nuestra vida, lo que sí queremos decir es que si se deja a rienda suelta, podría enredarnos y terminar como lo que escribimos al principio del artículo.

Dejar respuesta