imagen cortesía de: pmundial.files.wordpress.com

El mundo árabe debe hacer más por los jóvenes si quieren evitar que se lleven a cabo nuevas protestas como lo estuvieron en el año 2011, esta fue la conclusión del último informe de la Organización de las Naciones Unidas acerca del desarrollo humano en la región, que se dedicó a la juventud y se publicó el martes 6 de diciembre de 2016.

2 de cada 3 de la población está por debajo de los 30 años, y la tasa de desempleo juvenil es el doble de la del resto del mundo y la educación está desconectada totalmente el mercado laboral, el estudio alertó que la región no solamente estás aprovechando el potencial de crecimiento, sino que están incentivando un extremismo violento.

Los jóvenes y el resultado del estudio

El estudio el estudio que se tituló “la juventud y las perspectivas del desarrollo humano en una realidad cambiante”, examinó las oportunidades y los retos que tenían que afrontar los jóvenes árabes, y en especial los cambios que sacudieron a muchos en el año 2011, durante lo que se denominó primavera, el objetivo es que se abra un debate amplio con nuevas generaciones sobre el futuro y responsables políticos.

El coordinador del proyecto, explicó que no estaban proponiendo una política para los jóvenes, sino que se les quería permitir a los jóvenes de que decidan su futuro, también dijo que no estaba con una reforma, sino que había que dar vuelta totalmente el sistema.

El diagnóstico final fue que estaban insuficientemente representados en la vida pública y que la marginación contra los jóvenes, está sembrando semillas de inestabilidad. Mientras que la edad media de los más de 340 millones de árabe es de menos de 25 años de edad, la de los ministros es de 58 años de edad.

Dejar respuesta